Lámpara de lava

Hoy haremos una lámpara de lava que usaremos sobre la mesa de luz.

Necesitamos:

  • Un pequeño tarro de cristal con una tapa (los tarros del alimento de bebé son ideales)
  • Aceite de cocina
  • Agua
  • Colorante alimenticio
  • Pastilla soluble efervescente, por ejemplo, aspirina, Alka-Seltzer...
  • Sal
  • Mesa de Luz

Pasos:

  • Vierte agua en el frasco hasta la mitad.
  • Añade unas gotas de colorante alimenticio.

Lámpara de lava

  • Vierte un poco de aceite en el frasco hasta que esté casi lleno.
Lámpara de lava

 

  • Ahora rompe la tableta en unos 8 pedazos pequeños. Deja una pieza en el frasco y mira lo que sucede. Cuando la reacción se haya detenido, deje caer la pieza siguiente y así sucesivamente hasta que se te acaben las piezas.

Lámpara de lava

  • Espera a que los líquidos se asienten y luego vierte algo de sal en el frasco.
  • Coloca la tapa sobre el recipiente y ciérrala asegurándonos que la tapa está cerrada correctamente. Ahora gira el frasco boca abajo y colócalo sobre la superficie de la mesa de luz.
  • Cuando los líquidos se hayan asentado de nuevo, sacude el frasco y vuelve a colocarlo sobre la mesa de luz.

Lámpara de lava


 ¿Qué está pasando?

El aceite y el agua tienen diferentes densidades y no se disuelven entre sí, por lo que prefieren no mezclarse. Por otro lado, entre los ingredientes de los comprimidos efervescentes se encuentran el bicarbonato sódico y un ácido orgánico, como el cítrico, el ascórbico y el acetilsalicílico. Al entrar en contacto con el agua, el carbonato sódico se disocia en dos iones: el ión hidrogenocarbonato (HCO3-) y el ión sodio (Na+). El primero reacciona con el ácido de la pastilla y da lugar, entre otros compuestos, al dióxido de carbono (CO2), gas que forma pequeñas burbujas ascendentes y que explotan al entrar en contacto con el aire.


Publicación más antigua Publicación más reciente

0 comentarios

Dejar un comentario