Bloques de  colores fluorescentes, una gran herramienta educativa

¿Por qué los bloques de colores?

Los bloques de colores fluorescentes son un juguete manipulativo destinado a desarrollar el interés del niño por la exploración y la experimentación.
 
Se trata de un recurso educativo que permite tratar de forma alternativa los objetos cotidianos creando un nuevo escenario para la exploración del entorno.
 
Estos bloques, junto con la mesa de luz, ofrecen un juego que favorece la metodología Reggio Emilia, en la que el niño es el protagonista y constructor activo de su propio conocimiento y el adulto un mero acompañante o guía.

bloques
 
Las piezas añaden color, belleza y dimensión al juego con la mesa de luz y enriquecen la experimentación de la opacidad, la transparencia y la mezcla colores.
 
Consta de cuadrados grandes, rectángulos y cuadrados pequeños, y cada serie de figuras es la mitad de pequeña que la anterior. Además, se sostienen en posición vertical. Con todo ello, se amplían las posibilidades de juego.
 
Para jugar ante una ventana, con la mesa de luz y para llevarse a la calle, a estos bloques de colores se le dará mucho de uso gracias a su versatilidad.
Además, los colores presentados en estos bloques provocan interés sin condicionar la creatividad del niño.
 

Pasión por nuestro trabajo

Fabricamos estos bloques con madera de pino dura y de forma cuidadosa. Hay disponemos ventanas de metacrilato transparente de 3 mm. de espesor, de colores fluorescentes: rojo, naranja, amarillo y azul.
Todo esto lo hacemos en nuestro taller, donde también fabricamos las mesas de luz. Como con el resto de nuestros juguetes, trabajamos con materiales naturales y de proximidad.

bloques
 
Los bloques de colores fluorescentes de Ticumiku se presentan en dos versiones de 12 y 24 unidades. Además, la versión de 24 piezas ofrece la posibilidad de adquirir una caja de madera natural para guardar los bloques y facilitar, así, el orden en el espacio de juego.
 
Aptos a partir de 18 meses.

 

Propuesta de actividades

Unos objetos aparentemente sencillos como los bloques de colores fluorescentes dan infinidad de posibilidades de juego y aprendizaje. ¡Nada mejor que dejarlos en manos de los niños para comprobarlo! Sin embargo, aquí os dejamos algunas ideas.

Construcciones: Las diferentes formas de los bloques de colores fluorescentes Ticumiku permiten multitud de opciones. Un castillo, una torre, un coche, un barco, una flor ... ¡Sobre la mesa de luz, las construcciones son espectaculares!

Clasificación: Agrupar por formas o por colores ayuda a la asociación de conceptos.

 bloques

Expectación: Observar las variaciones de un objeto a través de la luz y translucidez de las piezas.

Observación del mundo: Llevarse los bloques fuera de casa y ver el mundo de diferentes colores.

Asociación: Enlazar las formas y colores de los bloques con objetos cotidianos. Por ejemplo, encontrar objetos rojos y conectarlos con los bloques rojos.

Combinación de colores: Mezclar colores y sorprenderse con el resultado sobre la mesa de luz.


Publicación más antigua Publicación más reciente

0 comentarios

Dejar un comentario