Reggio Emilia i las mesas de luz

La filosofía de Reggio Emilia es una experiencia educativa que nace en 1945 en el norte de Italia, en una ciudad llamada Reggio Emilia. Es reconocida mundialmente como una de las mejores propuestas educativas para la primera infancia, en más, la Escuela de Educación de Harvard estudia como modelo grupos de aprendizaje.

La metodología propone poner al niño como protagonista. Los niños y niñas son fuertes, ricos, capaces e interesados ​​para establecer relaciones. Todos los niños tienen preparación, potencial, curiosidad e interés en construir su aprendizaje y negociar en su ambiente, por eso son los docentes que acompañan a los niños en la exploración de temas, proyectos, investigaciones y aprendizajes

Reggio Emilia

El diseño y el uso del espacio es muy importante en el Reggio Emilia, promueve relaciones, comunicaciones y encuentros. Cada espacio tiene la identidad y propósito, y es valorado para niños y adultos. En este espacio la participación de las familias es vital y toma diferentes formas. Los padres tienen un papel activo en las experiencias de aprendizaje de los niños y ayudan a asegurar el bienestar de los niños en la escuela.

Esta filosofía orientada a que el niño sea el explorador, es donde se convierte en protagonista de la mesa de luz. Son un recurso excelente para la ciencia, la exploración y el descubrimiento. Se puede utilizar como juego libre, o también por la integración sensorial, por la observación, atención y aprendizaje.

Gracias a nuestras mesas de luz y su especial diseño, crean un espacio atractivo y acogedor donde los niños son los protagonistas, y junto a los materiales empleados en elaboración de las tablas, se convierten en fuente de información sensorial necesaria para los niños, siguiendo la línea Reggio Emilia.

 


Publicación más antigua Publicación más reciente

0 comentarios

Dejar un comentario